lunes, 20 de marzo de 2017

EL RESPETO

Foto de la página "Como Funciona Que"

EL RESPETO

¿Dónde se ha ido? ¿Quién lo borró de los valores? ¿En qué momento la sociedad sacó su cuerpo intangible del asiento de la vida? ¿Cómo se desintegró cada letra de la familia? Tan sencillo, tan fácil cuando había respeto. Y hasta la palabra adopta un aire masculino según un diccionario. No importa el género, es que debe estar presente con testículos u ovarios.

El respeto es la consideración, acompañada de un trato hacia una persona en una situación, circunstancia que determina el no causarle ofensa o prejuicio. El respeto es el acompañante de una cualidad.

Como adultos vacilamos, es normal, a veces no sabemos cuándo cruzamos la raya de la falta de respeto, y lo que es. Queremos  que todos piensen lo mismo que uno, es normal porque creemos que tenemos la verdad en ese momento, pero no es igual, quizás mi verdad no sea tu verdad en alguna situación racional y clara. Las personas no tienen los mismos sentimientos, y eso duele. Duele porque somos fuertes para soportar burlas, situaciones bruscas, golpes; pero hay personas tan indefensas que no pueden detener este abuso o patrón. Entonces las faltas de respeto se convierten en silencio, y ese silencio en una bomba a punto de estallar. Estalla con una depresión, con un llanto, con la ira, con el atentar contra alguien o con su propia vida.

Padre, Madre, Abuelo, Tío, Hermano, Tutor: son responsables de enseñar a ese niño o niña que es más lindo que te respeten a que te teman. Los que les gusta causar temor, es que nunca han sido feliz en su vida, y necesitan ver la cara de frustración del otro. Enseñe que el respeto es fundamental, que deben respetar al prójimo, al otro, y que se supone que lo respeten también, pero si eso no se ve entonces que vaya a los canales correctos como una sociedad del siglo XXI. Amigos: no inculques en tu amigo o amiga si los consideras de la misma fuerza como lo representa la palabra, la venganza, la burla, el señalamiento porque el respeto sí une lazos de amistades, busca el bienestar de todos en común. Adulto: compórtate como una persona madura, y si la inmadurez ronda por tu cabeza que es algo normal, siempre detente cuando resulta alguna situación que habla de respeto. Maestros: enseñen más que a sumar, el método científico, quién descubrió América, los verbos, que el respeto es fundamental para una sana convivencia en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en la familia, y hasta en la muerte. Que el respeto varía de cada persona, y cultura. Que no todas las personas son sanas, y que no podemos ir por la vida juzgando y haciendo sentir mal a las personas porque se vean diferentes cuando en realidad padecen de una condición o padecimiento. De la forma que se vean físicamente diferentes o hablen diferente, no significa que no padezcan o sufran. El mejor ejemplo, lo tengo en mi propia familia. Antes me gustaba llamar las personas por “locas” o no le prestaba la atención a esa parte de la población, hasta que atacó en mi sangre la Esquizofrenia, y pude ver a un familiar perder la razón no una, dos, tres veces sino más. De ahí aprendí a respetar al enfermo mental, y cualquier persona que vea en una conducta errática ayudar aunque sea llamando a la policía. Duele, ustedes no se imaginan lo que duele, a menos que te esté pasando algo similar del mismo nivel o de otro.

No podemos ir por la vida provocando un caos por no entender lo que conlleva una palabra tan sencilla o poderosa como respeto. Si una persona actúa indebidamente, lo más tolerable es hablar con esa persona. No crear más problemas ni faltar el respeto de una forma humillante, más si es una persona que se pasa hablando del amor hacia el prójimo o practica algún deporte, destreza o acción que requiera respeto. ¿Cómo una persona con más rango, adulta, con una madurez superior puede ponerse al nivel de una persona que no es igual que la persona? Entonces una cosa viene con la otra porque de la falta de respeto, viene la mentira, viene el destruir moralmente a una persona que no tienen idea de dónde viene, de qué padece, qué ha tenido que superar entre otras cosas. ¿Cómo se atreven hablar de Dios o de la verdad cuando ellos mismos viven destruyendo personas? Es más, creen en destruir porque ellos mismos caen en su trampa demostrando lo patéticas e ignorantes que son.

Y es cierto, a veces se nos va la mano, en burlas, en comentarios, en chistes, pero luego se recapacita y si es necesario pedir perdón se pide. Un perdón no te hace menos, pero te hace más. Educa a otras personas, enseña a tus pares que el respeto es bien poderoso y que te engrandece para que te imiten. El respeto no solo es en la casa, en la iglesia, en el trabajo, en la escuela sino con las demás personas.

El respeto también se gana, se fomenta, es como una semilla que se siembra y esperamos tarde o temprano la misma florecer. Aunque no crea rinde frutos que nos será de gran utilidad para la sociedad y como persona. Sí, porque como individuo tienes que saber respetarte, valorarte, y entender que quizás no tienes un problema en específico, pero alguien muy cercano a ti lo puede tener y quisieras que lo respetaran también. Nadie quiere tener en su conciencia o en su mente que por no tener respeto alguien se hizo daño para siempre en vida o en la misma muerte. Hay que dar espacio a cada persona con sus gustos y opiniones. Casa persona tiene ideas, preferencias que debemos respetar y tolerar. Respetar es saber comportarse y sentirse bien con uno mismo en aquellos momentos en que más lo necesitamos. A veces se confunde el respeto con la amabilidad, el respeto es una actitud. El respeto no se puede confundir, el respeto es el valor que debe estar por encima de cualquier valor. Y es lo que lamentablemente como sociedad estamos perdiendo por diferentes problemas. Es que  tenemos que respetar a cada persona, es algo que nos pide la vida misma. Se supone que se nos inculque en el hogar, pero hay personas que no lo reciben. A lo mejor saben lo que es respeto, pero las demás personas no lo saben y ahí hay que entrar en el optimismo, permanecer fiel en la confianza de uno mismo. Así se trata las situaciones con seguridad porque a veces vemos como los apoyos se desvanecen lo que queda es el respeto de uno mismo. Entonces podemos demostrar lo grande que somos como ser humano. A los que nos faltan el respeto, la mejor lección en enseñar lo que es respeto, y no bajar al mismo nivel de la otra persona. Que nada te frustre, te detenga, te matice un día gris en tu vida, porque quizás esa persona carece, no tiene lo que tú tienes o desea ser como tú, pero no tiene la valentía para hacerlo.

No espere a que las cosas ocurran para enseñar lo que es respeto, para exigir respeto, todos debemos entender lo que es respeto. No imponer, tampoco juzgar, señalar, y si en algún momento caemos en el abismo de no respetar por alguna situación en específico hay que tener esa certeza de que el tipo de persona que somos complementa el valor de la palabra respeto.

Es por eso que Sin Filtro Blog pide disculpas por si alguna vez se faltó el respeto en alguien dentro de los vacilones o el tipo de escritura para que sea una amena dentro de tantas situaciones difíciles. No ha ocurrido algo negativo o pasó una situación. A veces los blogueros, las personas, nos sentamos en nuestros momentos a recapacitar. Hoy fue el día, hoy nos tocó. Vamos a cultivar lo que es el respeto. Es mucho más que una simple palabra. Eres tú.

¡VAMOS A FOMENTAR EL RESPETO!

Pásalo…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.