jueves, 10 de noviembre de 2016

¿QUIEN ES HILLARY CLINTON?

Clinton en el 2008 


Desde que ganó Donald Trump he escuchado un tumulto de reacciones insólitas de un pueblo que parece que no estudió, no se educó, no lee, no se instruye, y es triste. Tras eso los "memes" burlándose no solo de los mexicanos sino de los puertorriqueños con maletas, listOs para irse de Estados Unidos. También, que se acaban los "cupones", "Plan 8" o el teléfono de "Obama".  Hay tantas cosas serias para dialogar, para colocar en una mesa, y da terror que estas sean el ente de las mayorías de las conversaciones en Puerto Rico, y por las redes, de otras personas que están en Estados Unidos. 

Obama era este "angelito" esperanzador negro que iba acabar con el racismo, la xenofobia e iba arreglar a toda una nación, a todo un continente, y le sumas a Puerto Rico, colonia estadounidense desde el 1898. Seamos realistas, no fue así. Obama solo vino a Puerto Rico a buscar dinero para su campaña política, no se conmovió con el pedido de la liberación de Oscar López, no defendió a las minorías ni los abusos racistas, se concentró en los conflictos internacionales, en verse como parte de una familia feliz y contenta, aunque en los últimos meses su hija mayor demostró que era parte de la juventud de la nueva generación. Obama sirvió para aparecer en programas de bromas, comedias, de hacer ver a las personas que era un tipo "cool", pero no miró a Puerto Rico, no miró a las minorías, solo tenía una buena exposición, y el ser negro lo ayudó. Qué conste no soy racista, simplemente, es una realidad. ¿Qué positivo trajo Obama en todos estos años? Solo recuerdo lo de salud y fomentar la guerra entre Israel y Palestina, volver a la Guerra Fría con Rusia, olvidarse de los veteranos de guerra, y llevar a la "Nación más poderosa" al suicidio económico. ¿Y quién estaba detrás de todo esto? Sí, Hillary Clinton.

Con tan solo saber que fue humillada mundialmente como la mujer a la que le fueron infiel, y que no sé si fue una jugada para el futuro que se avecinaba como querer ser presidenta de Estados Unidos el perdonar este acto tan vergonzoso o sus últimos achaques preocupantes no con su edad sino con su salud era algo de preocuparse. 

¿Qué tiene similar Trump y Clinton? Pues casi todo del poder, pero no de la guerra.

Trump no tenía reparos en decir lo que pensaba. Hillary pensaba lo mismo, pero lo callaba. Las intervenciones a favor de Israel con el genocidio a Palestina dejaba mucho qué desear. La falta de ayuda a países cercanos como Haití, y volcarse ayudar a países tan lejanos por "nada".

Hasta el diario New York Times publicó una reseña de un documental sobre la vida de Clinton en el cambio del régimen y del asesinato en el 2011 de Muammar Gaddafi del Estado de Libia. Más de 60 funcionarios actualmente trabajando para el partido demócrata y retirados confirman que el gobierno de Obama con otras personas incluyendo a Clinton dirigieron el golpe de estado a Gaddafi en Libia, y que ella es la responsable de toda esa destrucción. Sin entrar en detalles de las investigaciones del FBI por sus comunicaciones constantes por correo electrónico a posibles enemigos estadounidenses. Ahora Libia es parte crucial del Estado Islámico, y la gran culpa la tiene Clinton. África se ha convertido en un campo de batalla, también Siria e Iraq.  Hillary es pro guerra, el ex secretario de defensa Gates abandonó su puesto ya que decía que Clinton presionaba todo el tiempo para que bombardearan a Libia, dirigiendo una intervención fraudulenta humanitaria, y no el cambio de régimen que era su intención. 

Obama se olvidó de los estadounidenses como potencia, y Trump como buen negociante va al rescate. No estoy de acuerdo de la política de EEUU ni me interesa realmente. Pero debo sacar de mi mente estos pensamientos porque hay mucha ignorancia en la calle. Las ayudas que recibimos de Estados Unidos son recíprocas porque nosotros también ayudamos a Estados Unidos de muchas formas que no son evidenciadas en los medios porque los medios son manipulados. Me gustó mucho un estado que publicó el Lic. Alvin Couto que deseaba un espacio de televisión informativo para decir las cosas como son, y no manipuladas como hacen los canales locales o la prensa estadounidense. Ni hablar de los periódicos que falta que los pinten de azul. En la radio, programas como "Frecuencia Socialista" trataban los temas con transparencia, pero la gente ignorante escucha palabras como "socialista", "comunismo", "independencia" y sacan sus cuentas. Comienza el discrimen sin dar la oportunidad de escuchar, debatir o asentar, pero ahora tienen que escuchar palabras como "discrimen", "xenofobia", "volver a su país", entre otras. ¿Porque saben algo? Creo que el triunfo de Trump apuesta a que cada latino vuelva a su país para reconstruir, y hacer el sueño allí. Derrotar el narcotráfico, la corrupción, la pobreza y no realizar el sueño de otros como se ha hecho por décadas. Viajar a Estados Unidos a recoger tomates, chinas, limpiar baños, hacer el trabajo sucio de estas personas que con el triunfo de Trump nos evidencia claramente que es una nación que siempre ha utilizado a los extranjeros, aun cuando ellos invadieron a EEUU, y desplazaron a los nativos al oeste, ha usado a los latinos, y ahora quieren colocarlos en otra clase. ¿Otras verdades? De la boca de ex confinados estadounidenses explican que la mayoría de consumidores de drogas son los estadounidenses de toda América, pero quien les lleva la droga en su mayoría son los mexicanos, y que la mayoría de los mexicanos presos en Estados Unidos están por violaciones sexuales, casos de satirismo, y violencia doméstica. No, no le estoy dando la razón a Trump, creo que él se está dejando llevar de información que ha proveído el sistema federal de cárceles de Estados Unidos, y de las personas que viven al sur de Estados Unidos que detestan de manera cruel a los mexicanos o latinos que entran por el sur de esta nación cuando esos estados le pertenecían a México, y fueron poseídos a la fuerza durante los primeros años que se construía la nación estadounidense.

Hillary venía a quedarse con todo como el "Destino Manifiesto" pero se extendía a Europa, África, y Asia. Trump se mantiene estacionado en hacer de Estados Unidos lo que era. De la nada ahora salen miles de reportajes en contra de Clinton, no sabemos si es para calmar la población que entró en pánico, y no le ha dado la oportunidad a Trump de gobernar. Hay que dar la oportunidad. Comparar a Trump con Hitler es un acto ignorante porque Trump no ha asesinado a judíos, negros ni homosexuales. Trump es un hombre que le gusta llamar la atención, es un "show", y mucha gente cayó en eso. En el caso de Puerto Rico que ganara Rosselló quien no validó la candidatura de Trump se le hará cuesta arriba porque Trump no borra cuentas sino las cobra. El no se olvidará que Ricardo Rosselló no lo apoyó.

No crean que soy de izquierda ni soy pro Trump, pero tampoco soy pro Hillary ni pro de Potencias. Creo que cada uno puede construir un nuevo país, y cambiar el curso de la Historia. Como lo decían miles de documentales, el nuevo orden mundial comenzó. Comenzó a cambiar con Trump, y sus ideas que han sido respaldadas por la mayoría de estadounidenses. Todos esos artistas que dijeron que se mudarían de país son unos hipócritas que traicionan su patria en momentos que necesitan la unión para calmar las masas que están en histeria, y todavía Trump no ha movido un dedo. Hasta quien sabe, hablando esta mañana que Trump suelte a Oscar López, y lo destierre de Estados Unidos, pero le provea la libertad. Es que su norte son los estadounidenses puros, de pura sangre, a él no le interesa por ahora proveer lo que le falta a la comunidad latina. No estamos en una Pangea, lamentablemente estamos separados, Estados Unidos no es América, pero es parte de ella. El ver las personas escribiendo que se van a Canadá, con memes de pasaportes, me da esta rabia de hipocresía patriótica, y Canadá cerrará puertas porque pasaría como el resto de muchos lugares incluyendo a Puerto Rico. Se le abre los brazos a otras personas de otros países, se quedan con los trabajos, negocios, servicios, entre otros, y el puertorriqueño por vago, por soñador se queda esperando la ayuda federal que esta vez se irá volando como un avión caza enemigo de Rusia porque la única forma de estar a la par con otros estados de EEUU es siendo estado, y esto requiere muchos beneficios, pero también muchos sacrificios que no estoy dispuesta a dar. No quiero ser estado de EEUU, no quiero perder mi país, pero entiendo que muchos vagos, fanáticos, ignorantes, brutos, personas llenas de necesidades, pero con el cerebro hueco no podrán con el empuje de volver a construir. Tan bonito que es volver a construir algo mucho mejor.

Trump es un hombre de negocios, de hacer espectáculos, de vivir llamando la atención, del escándalo, de las groserías, pero prefiero eso que ocasionar la tercera guerra mundial que era lo que venía. Aunque muchos dicen que con Trump Estados Unidos está más vulnerable, y lo está, pero definitivamente con Hillary teníamos la guerra al lado a finales de diciembre y comienzos del 2017.

La gente presenta a Trump como un bárbaro, y Hillary como la sensata, pero Trump siempre ha hablado de reconstruir la infraestructura del país, en vez de gastar el dinero en guerras como lo estaba haciendo e iba hacer Hillary. Trump le falta mucho qué aprender de la política internacional, pero prefiero que aprenda a que nos tire a una guerra que sería catastrófica en estos momentos.

¿Cómo puertorriqueños le van a preocupar lo cupones, las ayudas de EEUU cuando nosotros no cortamos ni un tajo por salir hacia adelante, y defender nuestros derechos porque el fanatismo o la ignorancia nos divide de la forma más atroz? Repito, este es mi pensar. 

El partido demócrata llevaba más de 15 años preparando a Clinton para ser la primera mujer presidenta de EEUU, pero desafortunadamente en algo han fallado. Esa unión que tanto proclamaba sonaba tan hipócrita que mucha gente se comió el cuento desde humanos con trabajos comunes, desempleados, hasta artistas. Ver artistas llorando porque Trump ganó es como ver personas con un arsenal de armas tirados en el suelo sin comenzar la verdadera batalla. Se están quitando antes de comenzar todo, antes de dar una oportunidad, antes de que Trump de su primer paso. Estas personas no son artistas, no son líderes, son otros más que se suman al drama, y crean histeria en una nación lacerada por el gobierno desde Bush, Clinton y Obama. 

Hillary votó a favor de la guerra de Irak, hablamos que EEUU no quiere ojivas nucleares, y critica a Corea del Norte, pero cuántas ojivas nucleares tiene Estados Unidos. Estados Unidos habla de derechos humanos, pero cuántas personas viven en pobreza en su imperio, por qué no ayuda a países cercanos tercermundistas como Haití o ayuda a su colonia Puerto Rico. Hillary se unió a los chovinistas religiosos republicanos para apoyar medidas brutales en contra de quemar la bandera de EEUU y que fuera considerado como un crimen federal cuando hay psicópatas y asesinos en serie sueltos en Estados Unidos violando y matando personas, niños que no son ni buscados, y me va a decir que quemar una bandera es más importante. Quería que el Mundo se rediseñara como Estados Unidos, y me pregunto por qué ellos deben ser el patrón. Definitivamente con Hillary o Trump hemos dado un retroceso de 50 años de derechos humanos. 

En Honduras. Hillary, apoyó el golpe militar que derrotó al presidente Manuel Zelaya. Ahora vayan a las noticias para que se percaten qué está pasando hoy día con Honduras. No lo voy a decir, no lo voy a escribir, lea, busque para que usted pueda constatar cómo está ese país latino ahora. Clinton bloqueó todos los esfuerzos para mediar conflictos entre diferentes países de diversos continentes. Era una persona que no quería el diálogo. 

Entonces sin tener poco, Hillary comenzó a jugar, a cucar a China porque era el poder creciente que mantenía temblando a Estados Unidos. Era para ella una amenaza, y su plan era desplazarse hasta Asia poco a poco validándose de cualquier recurso. 

Cuando Bill Clinton salió de la Casa Blanca fue lleno de deudas y tuvieron que adentrarse en los negocios que hicieron que ellos crecieran económicamente, y Hillary tenía que pagar algunos favores. Muchos fondos para su campaña, y preguntas sobre algunos otros fondos son evidencias de que los favores se pagan o se cobran. 

Si Trump "rechaza" al latino, Hillary lo hizo muy bien jugando con la mente de los latinos, y en especial de las mujeres como si esto fuera otros tiempos. Las mujeres sabemos lo que tenemos que hacer, las que no hacen algo es porque no les da la gana. Hay mujeres que luchan todos los días ofreciendo de sus servicios, talleres, luchando en sus minorías, buscando como ayudar a otros. Es como Michelle Obama que se enfocó en los niños obesos de Estados Unidos. Hillary capturó a la mujer, y se enfocó en ella haciéndola ver débil ante Trump. Mientras Trump lo que usó fue el orgullo patrio, y las informaciones recopiladas en distintas agencias gubernamentales. Que si la gente no quiere darse cuenta son otros 20 pesos. 

Sanders era un buen candidato aunque en Puerto Rico no lo entendieran. Solo el Partido del Pueblo Trabajador entendía la magnitud de este caballero en lo positivo para Puerto Rico, y los democrátas. Hillary supo jugar bien ganando el voto negro del sur de Estados Unidos. Esto me recuerda a la Guerra Civil. En el sur muchos negros no estaban contentos por su marginación en el gobierno de Obama, muchos de ellos estaban en prisión o eran ex convictos sin trabajo, muchas mujeres iban a la iglesia, y escuchaban a los predicadores que eran parte extendida de la campaña de Clinton. Por eso las iglesias deben pagar impuestos, no hay separación. Mientras que en el norte, Sanders lo apoyaban por su inteligencia, y usaban más el internet que en el Sur. Es como una Lúgaro que su fuente de energía fueron los "live". En este caso el internet ayudó mucho a Sanders en el norte. La gente joven no confiaba en la televisión, pero sí lo que salía en internet. Para la internet Hillary es considerada una hipócrita, pro guerra, instrumento económico de Wall Street, y mentirosa. Todos estos epítetos fueron encontrados en diversos foros en internet. Sanders era la esperanza definitiva de los que pensaban diferente, hablaba muy concreto de los cambios que deseaba para Estados Unidos muy diferentes a los de Obama y Clinton. Quería una revolución política para cambiar el movimiento que se estaba llevando a cabo y se oponía a las guerras concretadas por Clinton. Sus argumentos eran de derechos humanos, de compasión, de amor al prójimo, cosas que jamás quisieron entender los seguidores de Obama o de Clinton. Sanders venía a promover la paz, Hillary no. Claro que no, y las noticias no mienten, las muertes por las guerras no mienten. El genocidio y los niños muertos ahogados no mienten. 

Es entonces cuando muchos se tienen que preguntar ¿quién es Hillary Clinton? Esta mujer que no quería aceptar la derrota, y ahí se evidenció su arrogancia. Y me duele ver tantos hermanos puertorriqueños repitiendo tonterías por el miedo de reconstruir una Isla que tiene esperanza en sobresalir pero es responsabilidad de todos, no solo del gobierno ni de dos o tres sectores. Hay que dejar a un lado el fanatismo que ha roto con todo lo que nos podía unir, y fue desastroso en estas elecciones. 

La falta de conocimiento nos llevó a escoger personas no capacitadas, y de escoger personas que creímos en sus promesas, como siempre. Pero tenemos que dar espacio a que muevan un pie para saber a dónde se dirigen. No podemos dejarnos llevar por las apariencias. Esto parece mucho cuando la gente se "pica" por estados en Facebook. Son niñerías en este siglo que no puedo entender. 

Hillary una mujer escorpiona, residente de Nueva York, de religión metodista, con una hija de mi edad, abogada, política, mujer engañada por su esposo, quien ha sido reconocida y galardonada en más de decenas de ocasiones, la primera mujer en el partido demócrata que se tira a una contienda de la presidencia de EEUU, pendiente a la salud de Estados Unidos como primera dama, investigada un sinnúmero de ocasiones por agencias gubernamentales por anomalías desde que era primera dama hasta los otros días, mujer activa en la política en diversas posiciones, escritora de columnas, libros, literatura para niños, sobresaliendo entre otras áreas políticas, culturales, económicas, de imagen, en derecho a la mujer, entre otras.

Pero saben una cosa, no hay algo que más odie o deteste que una persona puede hacer mil cosas positivas ante el ojo de la gente, pero apoya la muerte de miles de personas inocentes incluyendo niños por mantener el poder de un "imperio" que a mi parecer ya no lo es. Puedes ser una persona exitosa, pero la guerra no es éxito cuando hay abusos. Es decir, hay ovarios que hay que temer, y Clinton los tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.