domingo, 14 de agosto de 2016

MONICA PUIG, EL ORO Y EL COBRE

Mónica Puig - Foto El Nuevo Día


Hoy es otro día, el 13 de agosto de 2016 será un día para la historia. La primera medalla de oro para Puerto Rico en las Olimpiadas celebradas en Brasil gracias a Mónica Puig. 

Veamos la otra cara.

Todos agradecen a Mónica por unir a una Isla que estaba (está) escocotá con tantos problemas. Por un día se olvidaron de los problemas y ni asesinatos hubo (eso dice la policía). Todos o la gran mayoría sin entender el juego del tenis, estaban en sus casas, chinchorros, establecimientos petrificados viendo el juego. El 80 % creyendo que Mónica iba a perder, otros se creían eruditos del deporte, mientras casi la gran mayoría odiaba los comentarios de Héctor Vázquez Muñiz. 

Es necesario que los extranjeros sepan que pocas personas juegan tenis en esta colonia porque aquí está etiquetado como un deporte para gente rica. Las raquetas y uniformes son caros. Las canchas están en exclusivas zonas dentro de urbanizaciones. Muchos jugadores tienen que contratar entrenadores, hasta extranjeros, para poder desarrollar destrezas, ya que el gobierno de Puerto Rico solo le presta atención a los deportistas cuando van a un juego internacional.

No podemos sentarnos a esperar que todos los días gane una Mónica porque el gobierno que es el mal de esta Isla y sus fanáticos ciegos se llevan la Medalla de Cobre. Son los que tienen esta Isla así. ¿Cómo se sentiría Jennifer González escuchando nuestro himno? ¿Cómo los que no quieren que seamos un lugar independiente se sintieron ayer cuando mencionaron "Puerto Rico" solito? A Gigi Fernández si lee esto, no mija, usted representó otra nación, para mí no cuentas como deportista ni como medallista puertorriqueña si hablamos del tema. Quédate en el estado que estás y procura no opinar. No te lo mereces. Tampoco significa que te odie, porque lo que dijiste de Espinal, estoy de acuerdo contigo. Es más, creo que el abanderado tenía que ser un atleta puertorriqueño de esos que desde pequeño se han pelao las rodillas esperando crecer, sufriendo carencias porque el gobierno y algunas familias no tienen fe hacia ese atleta, para cargar la bandera. Si Espinal se crió aquí, perfecto, bienvenido, pero en mi opinión creo que la debía llevar un puertorriqueño. Al igual que Miss Universe, aunque deteste el certamen, no estoy de acuerdo que una extranjera sin ADN boricua sea representante de Puerto Rico como pasó con Bodine, que luego habló basura de Puerto Rico.

Volvemos con Mónica. Agradecemos enormemente su acción porque la muchacha sufrió unos cambios, al principio no era así tan "humilde". Quizás la edad. Noté que era parte del pueblo cuando perdió un juego, y llorando dijo que sentía que le había fallado a su Isla. Ahí dije "esta nena es del pueblo". Luego los vídeos gritando "puñeta", llorando cuando subió al podio, aguantando el llanto mientras escuchaba el himno y en todo momento mencionando que era lo que quería para Puerto Rico y no pensando en sí, fue lo más que me llenó de felicidad y orgullo. Me puse hasta positiva y feliz. 

A las personas, miren lo que hace el deporte. Llenen las canchas, dejen que sus hijos practiquen el deporte que deseen, establezcan metas, vayan a los juegos de sus hijos, busquen opciones, exijan al gobierno mayor acción con los deportistas. Más personas en nuestras canchas y parques son menos personas en las cárceles. A los atletas no decaigan si no llegan a grandes competencias, si no pueden practicar un deporte por falta de dinero, usted siga haciendo cosas relacionadas, practicando, aunque sea por gusto porque es un estilo de vida y te mantiene en condición. A los puertorriqueños no sean tan hipócritas y apoyen a sus atletas ganen o pierdan. No todo el mundo se sacrifica en juegos difíciles por nosotros. A los politiqueros, sí, creo que debe mezclarse los deportes con la política para que vean como se luce un país a la par de otros y no bajo la sombra de otro. 

Ya nos unió por un fin de semana Mónica, me imagino las caravanas, las fiestas, entrevistas, pero recuerden que son muchos los que han hecho años de práctica para poder representarnos. No es culpa que sus competidores tienen más apoyo de muchos sectores en sus países.

Gracias Mónica Puig por hacer historia, por demostrar que las mujeres tenemos fuerza, por demostrar que a tu corta edad lo que es amor a la Patria y sobretodo por enseñar a muchos que también existe el tenis, que no todo es baloncesto o pelota.

Pica Power!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.