domingo, 21 de agosto de 2016

CARTA SIN FILTRO PARA JAVIER CULSON


Javier Culson - Foto tomada de Internet






Saludos:

No me conoces personalmente, una vez nos presentaron en una visita que fuiste a mi trabajo, y ni una foto me tiré contigo porque pensaba (aun lo pienso) que esto de fotos con gente importante, porque te considero importante, como que no es lo mío. Claro, es una opinión muy personal.

Me resulta incómodo verte llorar y pedir perdón porque no nos hiciste algún daño como la mayoría de puertorriqueños y extranjeros que lo hacen a nuestra propia nación. Te perdono que te sientas frustrado y triste por estos días porque no importa la profesión que tengamos, siempre vamos muy bien hasta que algo sucede que las expectativas de todos caen cuando has hecho miles de cosas buenas. No te sientas culpable, porque culpable se tiene que sentir el puertorriqueño que ha puesto en sus espaldas el peso de la felicidad de una colonia dentro de sus desgracias. Mucho han hecho que en esta Isla el atleta o deportista si no tiene conexiones tiene que vivir de auspicios, sacrificios, lesiones y tratamientos, cada día pidiendo hasta en lugares privados que luego se ven obligados a patrocinar porque esos lugares no les importa su visión sino la de ellos. La política es otra cosa, y más este año con el Partido Popular Democrático que a falta de votos, está haciendo movidas extranjeras en nuestro país, afectando la percepción del deporte.

Es difícil lo entiendo, ahora todo el mundo viene con sentimentalismos, pero el llanto que yo vi fue de un caballero que no se sintió decepcionado por lo suyo sino por su pueblo, y eso tiene mucho valor Javier. Hay personas que dependen sus méritos de extranjeros, pero tú has confiado en manos puertorriqueñas para que te entrenen y para que te den la mano, ofreciendo una estabilidad en el deporte. La gente consciente sabe que has ganado decenas de medallas, y que no puedes poner en primer lugar las Olimpiadas porque para ahora es algo importante, pero para mí fueron unos juegos dedicados a dioses griegos, donde los hombres corrían desnudos y las mujeres no podían participar ni ir. ¿Cuál es la diferencia? Que ahora las reglas parecen parte de una mafia porque tan solo una medalla puede molestar a otros países que quieren minimizar el desempeño de lugares que internacionalmente los tienen intimidados.

Dicen que no has confirmado asistir la fiesta de recibimiento, y deberías ir, gozar porque sabemos que tú tienes una trayectoria, tu carrera no comenzó en estas Olimpiadas. Tienes una hija con una esposa que debes llevar a la meta de la vida donde sufrimos caídas porque somos seres humanos, no somos dioses. Quien se burle o critique no sabe lo que hace, pues carga en sus testículos u ovarios un vacío existencial del desconocimiento en pararse frente a miles de personas con la responsabilidad impuesta por un Comité Olímpico presionado por el gobierno y dictatorial por un pueblo ignorante que piensa que la vida todo se resume en ganar.

Culson, no puedes destruir tu vida ni tu carrera porque eres excelente persona. He visto como dejas a un lado actividades tuyas para visitar alguna escuela y tirarte miles de fotos con estudiantes, compartir con ellos. Vas a donde te invitan y te tratan como parte de nuestra vida diaria, de esos que arrastramos la R y la cambiamos por la L sin tener otro acento infundado por ser más de “afuera” que de adentro. Nah, chico, que usted es nuestro ganador, que nosotros te respetamos, que la gente tiene conciencia, que los ignorantes son los únicos que critican sin saber porque solo han corrido en tiroteos.

Javier, no necesitas una medalla, y si tanto significa te la compramos, te entregamos, pero realmente, el oro lo llevas en tu corazón enorme.

Te respetamos,


Sin Filtro Family

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.