martes, 15 de marzo de 2016

MONARQUÍA PUERTORRIQUEÑA, VISITA PLEBEYA ESPAÑOLA

Foto de Primera Hora


Es que nosotros somos una colonia bien cool (spanglish now) sin la necesidad de hacer plagio, no sé por qué ocurrió lo de "Vasos de Papel" si aquí tenemos guiones para siglos y siglos. 

Nuestra Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico del 1952 dicta en el Artículo 2, Sección 14: "No se conferirán títulos de nobleza ni otras dignidades hereditarias. Ningún funcionario del ELA aceptará regalos, donativos, condecoraciones o cargos de ningún país o funcionario extranjero sin previa autorización de la Asamblea Legislativa". 

Es decir, no creemos en esto aquí, pero gastamos lo poco que nos queda para recibir a dos individuos que mientras España se muere de hambre ellos comen caviar, y que ella fue la chica suertuda de las novelas, lo que pasa es que ella no era sirvienta, era reportera, y ahora puede mostrar esta postura de ganso estirado con mucho porte. ¿Mucho porte? En una colonia que se ha gastado un "chenchito" en este recibimiento, cuando no tenemos ni para pagar retiros a maestros, acondicionar hospitales, entre otros males no dignos de recordar.

¿Qué esperamos de periódicos sino hablar de la moda? Pues claro, los reyes vinieron con colores sobrios, de acuerdo a la actividad, pero nuestra primera dama pensó que iba para "Santurce es Ley, After Party". Iban como invitados para el Congreso Internacional de la Lengua Española que aquí para que escriban y hablen correctamente español hay primero que desaparecer personajes como Jovani Vázquez o Indy Flow que degeneran la lengua. Históricamente, no veo mucho por qué rendir un trato honorífico a personas que todavía viven dentro de la causa de la pobreza de uno de los países del continente europeo: España con la Monarquía que muchos países han dejado de utilizar. Además, si aquí no la reconocemos constitucionalmente, debemos recibir los mismos con respeto, como somos nosotros, pero esto de alfombra roja y musiquita de reunión de Damas Cívicas es un circo mientras nuestra isla cae en pedazos. 

Me da risa porque el periódico que leo dice que no hubo aplausos y en el vídeo, jíbaros al fin, se escuchan aplausos como si ellos han hecho algo por esta colonia. Recordemos históricamente lo que sucedió con Puerto Rico a la llegada de los españoles, recordemos la guerra Hispano Americana, recordemos la Regata Colón, recordemos tantas cosas que no solo deberían preguntar a un buen profesor de Historia sino usted investigar que esto no fue como lo cantan en el himno de Puerto Rico. No fue un encuentro amigable y honrado sino abusivo, mentiroso, y cruel. Pero es pasado, vamos a centrarnos en la alfombra roja, y las decenas de personas que estrechaban sus manos a dos personas que son como tú y yo: comemos y tenemos las mismas necesidades. 

Esperan que los reyes visiten La Fortaleza, esperamos que los hijos del gobernador no estén corriendo por el techo. Ustedes saben para dar una buena impresión. El Castillo San Felipe del Morro, esperando en Dios que no los lleven a alguna Garita para que no tengan en sus adentros el olor al orín boricua, y mucho menos corten camino por La Perla, para que no imiten nuestra forma de dividir la pobreza por áreas. Aunque allá ya están señalados los malos: los gitanos. Y al Museo de San Juan a ver obras que no he visto porque no lo he visitado recientemente.

Triste es ver que mientras algunos faranduleros se voltean a ver todo este circo: nuestra universidad pública está pasando sinsabores, es la educación pública de nuestros hijos, de nuestra futura generación, crímenes entre parejas donde otra mujer muere a manos de un hombre (me imagino que le esconderán el periódico a estos reyes), que Canóvanas es un campo de batalla por hermanos por la Alcaldía sin sumar al Chupacabras, que estamos tan ajenos a la política estadounidense que nos debe importar porque Puerto Rico es una colonia de ese país donde el racismo se ha disparado, a los puertorriqueños que estamos desde el 1898 bajo su sombrilla, y todavía nos siguen asesinando por cosas tan bajas como el no saber inglés. Es que cuando los estadounidenses lleguen a la Isla deberían hablar en español, y si nos hablan en inglés no matarlos sino actuar como Walking Dead, seremos los eternos caminantes que no entendemos nada. Pero qué esperamos de una islita que está pendiente a reyes, a que Mr. Cash se fue a quiebra, que todavía no entienden por qué escriben Zalsa con Z en el Día Internacional de la Zalsa, que J.Lo baila nuevamente con Pitbull, que Alexandra Lúgaro se autoproclama un "BOOM" del Facebook. Pero la cosa continúa, entre demandas a la Presidenta de la CEE por discrimen de género o que un obrero sufre una descarga eléctrica en Ceiba.

¿En realidad había que ponerles a los Reyes de España una alfombra roja o le hubiéramos puesto acostados a los legisladores, representantes, senadores, alcaldes, alcahuetes y de escalones al gobernador y la primera dama para que sintiesen como la monarquía no pisa al pueblo sino la basura?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.