jueves, 4 de febrero de 2016

EL DIA DEL AMOR, LA AMISTAD, Y LO QUE NO ES


Todos los años cada vez que escribo el tema, es lo mismo, es lo mismo, pero este año las personas se han percatado que esto es un negocio lucrativo. Desde diciembre decían: “por ahí vienen en Navidad las cosas de San Valentín y en San Valentín las canastas de Easter”. Por fin, se percataron algunas personas que estas celebraciones son unas completamente financiadas por el bolsillo del consumidor y sus sentimientos.

Por lo menos Walgreens y Walmart tienen este apetito de adelantar fechas. Entras a Walgreens y te llenan de globos con helio, mientras los chocolates que saben malos de las cajas amarillas están en oferta. Luego, entras a Walmart y te dan en la cara los peluches que el más económico sale en $10 dólares, pero los más grandes a $50. ¿Ustedes saben que es gastar la mitad de un billete de $100 en un peluche que agarrará polvo y que no servirá para algo productivo en un futuro?

La realidad es que todo el tiempo digo lo mismo, hoy día para encontrar un verdadero amigo es tan difícil porque no son leales, quieren aprovecharse de ti, y para colmo tú tratas de abrirles los ojos para que no les tomen el pelo, pero se ofenden o ponen en peligro tu vida. No considero a nadie mi amiga, no considero a ninguna mujer como amiga. No puedo bregar con la amistad femenina. Es como dispararse uno mismo. Felicito a los que sí tienen una amiga y es leal, sabe reconocer errores y entiende tu punto de vista, pero es difícil. Realmente mi última “amiga” como le decía porque “conocida” era muy larga en pronunciar y la gente no entiende me hizo algo muy feo. Su pareja la estaba engañando, como le abrí los ojos, ella se llenó de valentía y parece ser que la confrontó. En medio de la plática, parece ser que sale mi nombre y el tipo le dijo que iba a buscar quién era yo porque por mi culpa le metía cosas en la mente a ella. A ella la conocía hace mucho tiempo, y me frustró el hecho que me dejara ciega par de días  para contarme lo sucedido a sabiendas que él podía hacerme algo. En fin, le puse punto a esta relación que era divertida porque íbamos a muchas partes, compartíamos muchas cosas, pero las personas inseguras y egoístas no son mi plan. Incluso, parece que contaba las cosas a su manera, pues su “mejor” amiga que está casada, entró a mi red social a investigar un poco de mí, y de la boca de su propio esposo le dijo que yo era este tipo de “lobo disfrazada de oveja” en relación que yo me veo bien tranquila, dulce, pero si me sacan el monstruo pues sale lo negativo. Es más, entendió que puedo ser muy mala, o sea criticando u opinando como era mi forma de ser cuando ella debería de evaluar a sus amistades porque su misma “mejor” amiga me confió a mí que le fue infiel a su esposo. El mismo que me dijo lo que su esposa le dijo de mí. Yo con las ganas en decirle: “le dices a tu mujer que no me estudie a mí y sea más honesta contigo”. Pero anyway, lo pasado es pasado. No la he vuelto a ver más, me envió un mensaje de cumpleaños y se lo agradecí. No le envié uno a ella porque no quise, en realidad no me recordaba de su cumpleaños. A quien le cuento la historia me da la razón a mí, incluso me dicen: “amiga tuya nunca fue porque no fue lo suficiente madura para pararse frente a ti y disculparse”. Ya con esas acciones uno conoce quién es quién. En realidad, ¿quién confía en una persona que prefiere proteger a un hombre que la engañaba asquerosamente que una amiga que la trataba de proteger”. Total, ya acabó la Odisea. Next.

En mi trabajo no tengo amigas, nunca las tuve, ni las tendré. Puede haber personas que piensen similar a uno, pero es imposible. Cuando una persona te dice “no le digas esto a nadie sino la amistad se termina” o tiene algo planeado, pero tú notas que no te lo quiere decir, es como si ocultara las buenas nuevas con miedo a que no suceda por tú saberlas. Y que me disculpen verdad, pero eso es para las envidiosas, yo no envidio nada de las personas que laboran en mi sitio de empleo. He escuchado como se corren los maridos unas a otras, las vulgaridades, las que piensan en pajaritos preñados con un imposible amor, los hombres que manipulan, y entonces fui testigo como en mi oficina se sentaban en una silla que tengo a hablar una de la otra en diversas fechas. Hoy no, hoy todas se encuentran como un club de AMIGAS FOR EVER, cuando me digo: “si ellas hablaban mal una de las otras”. Una decía que celaba su “crush” con la Directora de esa área, la Directora de esa área decía que una de sus subalternas no hacía nada porque no tenía licencia para ejercer unas prácticas y la otra se sentaba hablando mal de la Directora del área que me dijo que hasta la borró de Facebook por hablar mal de ellas. Entonces me río porque una aparece abrazando a la otra en fotos, comen juntas, y yo en mi espacio reducido mirando el circo. Deben quererse ellas mismas para querer al mundo, cuando no se tiene dignidad, no tienen nada. Y jamás tendré una amiga del trabajo. Uno puede tener con quién hablar y cuidado porque a veces salen con unas frases o cosas como si uno fuera a delatar sus planes o informar algo cuando al revés uno se ha preocupado por ellas. Es mejor dejar las cosas así, en fin, aquí aprendí que cualquiera pisa a otra por tener su sitial.
Y por último, si no tienes pareja, avanza y busca quien te regale porque si llega ese 14 de febrero y no hay alguien en tu vida serás la burla. Pero no te preocupes, hay más solteras hoy día que con parejas porque como que la fidelidad y el compromiso no van a la mano. La gente no quiere vivir ese complemento que une a las personas y que solo se utilizan unos a otros para conseguir sus objetivos. Hay quienes se envían ellos mismos regalos y es cuando el chico es rechazado abismalmente por la chica de sus sueños porque sencillamente no es de su tipo.

Me enferma ver la gente vestida de roja. Me enferman los corazones. Me enferman esta amabilidad tan estúpida que no han tenido todo el año y porque es ese día pues nace lo amable. Detesto tanto la hipocresía. Recuerdo que la primera vez que entré a trabajar les regalé algo a todas las personas que me ayudaron, un simple detalle que dentro de suma a suma gasté como $300 dólares. ¿Ustedes me pueden creer que nunca me regalaron algo de vuelta? Y lo hice sin esperar algo a cambio, pero uno mantiene la parte de ser detallista, y lo hemos perdido. Pero seamos realista, ser detallista no es regalar lo que a ti te guste sino lo que le guste a la otra persona y si no sabes, pues regala una gift card o no regales algo que seguramente lo regalará a otra persona.

La amistad o el amor no se compran, jamás. Y me disculpan, pero ni llaveros porque vinieron de x país, cosas que encontraron en especiales, tarjetas con mensajes no creíbles hasta que te ofendan con insinuaciones que no digas un secreto, que si lo digo pierdo la amistad como si me importara decir el valioso secreto o que no me quiera relatar algo tan simple para mantenerlo como secreto militar para que se cumpla como si me importara la vida de los demás. Bastante tengo con la mía.

En fin, allá los que tienen amistades. Yo he vivido demasiado, a esta edad, prefiero tener una amiga imaginaria que una de carne y hueso. La gente hoy día es perversa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.