jueves, 10 de diciembre de 2015

CARTA A LA JUSTICIA



Saludos:

Se que no me ve, y tiene las manos ocupadas: en una la balanza y en otra la espada. No conozco mucho sobre su base, pues para poder llegar a ella hay que tener un conocimiento basto en el país donde se encuentre uno. Sí, conozco por oído sobre la justicia divina que se refiere a dios y que aquí lo esperan como un karma o "el que la hace, la paga", la justicia terrenal donde se divide en la justicia del sistema y la justicia de la calle. Cuando me refiero de la calle, a veces el sistema falla, y las personas en la calle toman en sus manos la frustración atentando contra la persona o la decisión tomada por un juez o un jurado que encuentran que fue incorrecta.

Conozco Hammurabi y su código del "ojo por ojo y diente por diente", también he leído sobre la justicia con Sócrates y Platón. Mientras Homero y Herodoto veían la justicia algo más divino. En realidad en un mundo tan diverso, ignorante, materialista e imparcial, dejamos a un lado la historia y vamos hacia los sentimientos. Hay gente que perdona, otros que le hacen a la persona lo mismo que le hizo al perjudicado o perjudicada tomando venganza, y otros que saben que son culpables aceptando su responsabilidad decidiendo afrontar sus errores con un verdadero arrepentimiento.

Pero te hablo a ti, de mujer a mujer que le das potestad al hombre en toga, otros a ser licenciados  y por democracia escoger un panel de jurado que alegadamente no esté contaminado con el caso. No conozco a alguna persona involucrada en el asesinato con un vehículo a Ivania Zayas y el conductor responsable Tyrone Rohena. Tampoco conozco a los abogados, a los testigos, a la jueza, a los fiscales, y la prensa que estuvo cubriendo este caso.

En tu casa, en el Tribunal, se vio allí un caso particular donde alegadamente según lo leído y escuchado, por un lado una mujer cruzando una avenida sin alumbrar, ebria (según lo arrojado en las pruebas de Ciencias Forenses, que dos cervezas pueden considerar un alto por ciento de alcohol en la sangre); y por otro lado un hombre que la atropelló, dejándola tirada muerta como un perro en medio de la calle, quien guiaba a exceso de velocidad, con la licencia vencida, tratando de esconderse y en su rostro ninguna facción de arrepentimiento. Incluso, cuando la prensa le pregunta, nunca se arrepiente de ese acto, siendo o no su intensión, y se hace culpable porque "su familia estaba también sufriendo".

Y para ser sincera usted es bien rara porque desde que tengo uso de razón a los pobres se le hace cuesta arriba que usted le haga caso favorablemente. Luego, el humano cambia, pone, quita años a penas, las enmienda y vemos que si una persona arrastra un caballo le dan 12 años de cárcel y una persona que mata a otra persona inocente o porque le tiene riña le dan una probatoria, es una suposición ambas condenas. Hay gente inocente, encarcelada, y gente culpable, en libertad. Para entender todo este enredo debemos conocer de leyes, para eso hay abogados quienes con su conocimiento nos ayuda o desayuda en los casos. Hay abogados buenos que hasta sirven al necesitado y abogados malos que se creen que por tener un título pueden amedrentar a una persona.

Sabes, recuerdo un caso de una muchacha enferma de la mente que le dio conmigo, como una obsesión, se inventó algo, y en una reunión el hermano, quien es abogado, repetía decenas de veces que lo que sucedía era bueno para un caso. Lo repetía con tanta maldad, porque en Puerto Rico algunas personas por ser abogados se creen que pueden controlar el momento ignorando que también existen otras personas con conocimiento o que el poder de un juez sea superior. En esta vida hay personas que pueden comprar la justicia, te pueden comprar a ti y venderte como una prostituta, pero a veces actúas muy bien y me enorgullece tus acciones.

¿Cómo Tyrone Rohena pasará tres años y siete meses en su casita chillin mientras la familia y amigos de Ivania pasan esos tres años y siete meses llevando flores a su tumba o hablando hacia el cielo para ver si ella los escucha? ¿Cómo tú permites que una persona que no se ve arrepentida goce de un privilegio como ese y sí dije "privilegio" porque no es normal? Conozco personas que por robar un racimo de guineos van presos 5 años acudiendo a una cárcel. ¿Qué en especial tiene Tyrone? Incluso,  pagar la manutención a su hija de 7 años y que debe cumplir con ese requisito para que siga gozando de "Dando Candela" o "Lo Se Todo" desde la comodidad de su hogar. ¿Y la familia de Ivania quién le devolverá a esa muchacha? ¿Cuál es su manutención? No quiero volver a la era de Hammurabi porque si volvemos, colocamos a Tyrone o su hija en una avenida, y algún familiar de Ivania puede pasar por encima con su carro a uno de los cuerpos, tampoco ese es el objetivo, Justicia. Pero seamos honestos, aquí pesaron más otras cosas que la realidad tan accesible y cruel que tenemos. 

Ah porque leí, primero un policía habló cuestionando lo que hacía una mujer sola caminando a esa hora por la calle o la gente cuestionando que si estaba ebria. Pero creo que pesa más que un hombre, le pase por encima a alguien, se vaya a la fuga porque sabe lo que hizo, esté sin licencia y no muestre ni un minuto de arrepentimiento. El mismo testigo indicó en una entrevista radial que Tyrone iba guiando muy rápido. 

Solo le digo una cosa señora Justicia, a veces, muchas veces usted falla y no podemos quedarnos con brazos cruzados esperando que haya una justicia divina, una hermana suya. ¿Y si no la hay? Tampoco puedo aconsejar que vaya la gente detrás de este suertudo a tomar la justicia en sus manos porque estamos en una sociedad "civilizada" y debemos acatar las órdenes de sus "hijos justicieros".

Puedo apostar que a mí me pasa eso, ya estaría en Vega Alta escribiendo poesías mientras miro por la ventana los días y las noches pasar. Porque matar a alguien sin culpa debe ser bien cabrón y doloroso, uno no puede ni dormir pensando en que sin tu  tener culpa y con remordimiento atentaste contra la vida de un ser humano. Pero estás consciente y lo sufres. No es lo mismo ver a una persona con una cara seria ante las cámaras, pero por dentro debe tener un party porque no tendrá que hacer fila en un baño compartido por miles de presos o incluso no tendrá que estar 23 horas en una celda, ya que su casa, habitación, centros comerciales, y patios están accesibles. ¿Qué clase de valores le enseñaron a ese individuo? ¿Tendrá dinero? ¿Será un nene de mami y papi?

Lo que sí puedo decir señora Justicia que usted sin ver se vende al mejor postor porque le gusta, porque casos como este y otros que no veo la equidad, reitero que sigue siendo una puta.

Cordialmente,

Una ciudadana que paga contribuciones y no entiende de leyes, pero sí de dignidad




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.